martes, 8 de mayo de 2012

Cabezota (mini relato, segunda parte)

La diosa no se levantaba, por el contrario se quedó arrodillada frente a la losa rota con una mano sobre esta.
Los que habían contemplado el accidente se acercaron a la bella mujer al percatarse de que había comenzado a llorar presumiblemente por el dolor del golpe.
Sin embargo, cuando estuvieron a su lado la oyeron murmurar:
"Loca estoy por ti, el alabastro a tu lado se siente una lombriz.
Oh mármol!
Roca metamórfica, carbonato cálcico, sometido a presión...
Siempre te tendré en mi encimera, odio la fornica, porque se raya cortando cualquier cosa...
No te cambiaré por silestone, aunque es antibacterias...
Oh mármol...
Que estás en las estatuas..."
Y así le cantaba a la losa rota mientras sus lágrimas caían por la pérdida de su amado mármol.
(Por Ryuk Komemanzanas)

La segunda parte también me ha encantado cielo, eres un encanto de verdad.

"On Abatar Ura Masarakato On-Gataru"

3 comentarios:

  1. malegro que te gustase cielo aunk son una chorrada y sayuri...si estoy como una puta cabra lo reconozco XDDD

    ResponderEliminar